Algunos chistes


La familia de Pepito es invitada a una lujosa cena.
En plena fiesta alguien propone jugar a las adivinanzas por lo que la anfitriona sugiere empiecen antes de la cena.
Uno de los comensales al ver el gran anillo que portaba una elegante dama y dice:
– Redondo y grueso, a la mujer le entra hasta el hueso? rapidamente contesta Pepito:

!ES LA POLLA…. ES LA POLLA…. !!!

La anfitriona, ante tal inaceptable comportamiento, exclama refiriendose a pepito y a toda la familia de Pepito: Jaime, los abrigos de los señores que ya se retiran. El padre de Pepito apenado interviene rapidamente: Lo siento, disculpen a mi hijo, es muy joven y efusivo.
Se acepta la disculpa y sigue la cena.

Al rato pasa la yegua de la anfitriona corriendo por los jardines y el que tenia que realizar la adivinanza dice: Larga y brillosa y a la mujer pone nerviosa. Pepito de nuevo impetuoso grita:

!ES LA POLLA… ES LA POLLA… !!!

Nuevamente la anfitriona expresa: Jaime, los abrigos de los señores que ahora si se retiran.
Nuevamente el apenadisimo padre de Pepito: Señores, les ruego nuevamente disculpen a Pepito, prometo que no vuelve a suceder.

De mala gana, pero se acepta la disculpa. Llegando a los postres el siguiente expositor ve que se trata de chocolate con churros y exclama:
Largo y arrogante sale blando y chorreante??? que es ???
Pepito encaminandose a la salida exclama:

JAIME, MI ABRIGO Y EL ABRIGO DE TODA MI FAMILIA, ME CORTO UN HUEVO SI NO ES LA POLLA!

—————————————————————————————————————————-

Va un novio a ver a su novia, ella estaba en la terraza y él le grita:

“¿Podemos hacer el amor?”

Ella le dice: “No puedo porque tengo el período, pero ¿por qué no subes para tomarte un traguito?”

Y el novio le dice:

“¡Ni que fuera el CONDE DRACULA!”

 

——————————————————————————————————————————-

 

La mujer le dice al SANCHO que salte por la ventana…

Como eran cerca de las siete de la mañana, y dado que el amante no alcanzó a vestirse, para disimular se pone a trotar con un grupo que hacía deportes en el parque.

Sorprendidos los demás trotadores, uno lo mira y le pregunta:

“¿Sin tenis?”

“Sí, es para mejor ventilación de los pies.”

“¿Sin camiseta?”

“Sí, es para mejor ventilación de las axilas.”

“¿Sin pantalones ni calzoncillos?”

“Sí, es para mayor agilidad.”

“¡Ah! Comprendo. Entonces el condón lo lleva por si llueve…”

 

——————————————————————————————————————————-

 

El hombre caminaba por la ruta en la soledad de la noche, la noche era cálida, el pantalón rozaba su entrepierna, el calor subía…

Tenía ganas de tener sexo con alguien pero estaba totalmente solo. En vano buscar alguna oveja, cabra o cerdita, esos animales seguro dormían.

Cuando pasa por una plantación de calabazas y ya no soportando más, toma una calabaza, le hace un agujero, y comienza a hacerle el amor de forma casi despiadada.

Extasiado por la experiencia vegetal no reparó en unos ruidos hasta que notó la luz de una linterna que lo iluminaba, giró la cabeza y vio a una mujer policía que lo miraba y le decía:

—Señor, …se da cuenta que esta haciéndole el amor a una calabaza….

El hombre responde:

—¡Una calabaza…!!!, que, …¿ya son más de las 12 de la noche…?

 

——————————————————————————————————————————-

 

Estaba un gallo ya entrado en años en el gallinero cuando llega el dueño de la granja y trae un gallo joven, obviamente para reemplazar al gallo viejo, quien al verlo se le acerca y le dice:

-Te propongo una cosa, vos te quedas con las gallinas jovencitas y a mi me dejas a las dos mas viejitas asi tengo para entretenerme y todos contentos. A lo que el gallo joven respondió:

-Ni en pedo! Yo vine acá a quedarme con todo! Soy un gallo pisador y no puedo permitir otro gallo en mi gallinero. Así que vamos a pelear y el que pierde se va!
-Nooo, pelear no que al patrón no le gusta, acá las cosas se definen corriendo que es lo que le gusta al patrón, las carreras.
-Y bueno, vamos a correr entonces, pero ya, que estoy impaciente!
-Ok corremos hasta la tranquera de la granja, pero dame un par de metros de ventaja q estoy viejito…
-No hay problema, te doy 5 metros, dale, salí que después salgo yo.
Entonces larga el gallo mas viejo y a los 5 metros larga el mas joven a gran velocidad y muy seguro de ganar la carrera. Pero cuando estaba alcanzando a su contrincante, un tiro de escopeta le da en el pecho dandole muerte en ese mismo instante.
Era el granjero que al levantar el cadaver del joven gallo dice:

Puta madre!!! Es el cuarto gallo maricón que compro esta semana!!!

——————————————————————————————————————————-

Estaban cinco mexicanos preparados para la caza del alce. Pero tuvieron que contratar a un francés para que les indicara como cazar dicho animal. El francés dice:
-Senogues yo soy Francsua y mi companego es Pieg. Pieg tocaga un cuegno que emite el sognido del alce hembgra, esto hagra que el alce macho salga cong sus instintos segsuales a buscar a la hembra. Cuando salga ustedes dispagan, ¿entendiegon?.
Y los mexicanos que tienen un sentido de captación cabrón contestan bien emocionados:
-!!Si si si!!.
El francés dice:
– !Pieeeeg, toca el cuegno!
En chinga Pier toma el cuerno y lo hace sonar:
-MMMMUUUUHHHH!
Para pronto el alce sale rápidamente a buscar a la hembra y los mexicanos disparan, pero… fallan.
El francés dice:
-!Senogues pog favog haganme caso, cuando Pieg suene el cuegno, el alce salgdra con sus instintos segsuales a buscag a la hembgra y entoncegs usteges dispagan. Ahogra si entendiegon?
Y los mexicanos dicen:
– !Si si, pendejo, ya entendimos cabrón!, aún emocionados.
Y dice el francés:
-!Pieeeeeeeegggg, suena el cuegno!. Entonces Pier hace sonar el cuerno:
-!!MMMMMUUUUUUUUHHHHHH!!”.
Y otra vez sale el alce sale rápidamente y los mexicanos disparan, pero fallan de nuevo.

Entonces el francés bien encabronado dice:
-!Con una chingaga senoges, entiendang pog favooog, cuango Pieg suegne el cuegno el alce sale hechog madgres con sus instintogs segsuales a buscag a la hembgra y ustedes dispagan!.

Y los mexicanos dicen:
-!Wi Wi cabrón ya dejanos cazar wey, no estamos pendejos!
Y dice el francés:
-!Pues que sea la última vez que se los digo porque ya van dos vecegs que el pingche alce se coge a Pieg!

——————————————————————————————————————————-

Estan en la ultima cena y llega la cuenta, la va a recibir jesus y le dice judas: no te apures yo invito, al cabo al rato cobro.

——————————————————————————————————————————-

Va Samuel al Banco Israelita y se acerca al cajero.
– “Buenos días Samuel”, lo saluda el cajero atentamente.
– “Buenos días. Vengo a sacar un crédito de un dolar.”
– “¿Un dolar? Pero Samuel, le retiro esa cifra de cualquiera de sus cuentas o inversiones y solucionado el problema.”
– “No… yo quiero un dólar de crédito a pagar en un mes. Si no da crédito Samuel retira inversión, retira dinero, retira joyas, retira todo.”
– “Pero no Samuel, no es para tanto, si usted quiere el crédito se lo damos.” (y le acerca los papeles para que los firme).
– “¿Cuánto es interés?”
– “3% Mensual.”
– “Está bien, pero quiero dejar en garantía de pago mi BMW.”
– “No Samuel, no es necesario, con sus cuentas es más que suficiente.”
– “Si no deja mi BMW de garantía, retira inversión, retira dinero, retira joyas, retira todo.”
– “Está bien Samuel, puede dejar su BMW en garantía en la bóveda del Banco hasta dentro de 30 días.”
– “¡Perfecto!”
Vuelve Samuel a su casa y le dice a su esposa:
– “¡Ruthie, Ruthie, ya podemos tener vacaciones tranquilos, conseguí estacionamiento por $1,03 el mes completo!”

——————————————————————————————————————————-

Estaba un hombre en un bar hasta la madre de borracho.
..Algunos muchachos deciden hacerle al buen samaritano y lleva a su casa; para eso buscan alguna identificació n en la cartera del tipo y se encaminan a dejarlo, pero cada vez que lo ponían de pie para tratar de hacerlo caminar, el borracho caía al suelo y se daba un buen madrazo.
..Del bar al auto se les cae ocho veces.
..Cuando llegan a la casa del tipo, lo ayudan a salir del auto y se les vuelve a caer otras cuatro veces.
..Llegan a su casa, por fin, tocan el timbre, sale la esposa del borracho y le dicen:
..- “Aquí esta su esposo”. A lo que la señora les contesta
encabronada. ..
..- “¿Y donde chingados esta la silla de ruedas??!!

——————————————————————————————————————————-

Juancho tenía mucho éxito en su carrera, no tenía problemas
económicos y era muy querido por sus amigos. Sin embargo, con el tiempo empezó a sufrir dolores de cabeza, ligeros al principio, pero que fueron aumentando de intensidad hasta llegar a ser insoportables.
Cuando su salud, su trabajo y su vida amorosa empezaron a ser afectados por este problema, Juancho se decidió a consultar con un médico.
El especialista lo examinó, realizó varios análisis, le tomó
radiografías, muestras de sangre, de orina, y por fin le dijo:
– Le tengo una noticia buena y una mala. La buena es que puedo curarle sus dolores de cabeza. La mala es que para hacerlo tendré que castrarlo.
Usted sufre una rara dolencia en la que sus testículos oprimen la base de su columna vertebral, y eso es lo que le causa dolores de cabeza.
La única manera de remediarlo es extirpar sus testículos.
Juancho quedó anonadado y deprimido, pero sus jaquecas empeoraban día con día, y preso de la desesperación decidió someterse a la operación.
Al salir del hospital, el dolor de cabeza había desaparecido por completo, pero se sentía abatido y desanimado, como si le faltara una parte de sí mismo (obviamente) .
Caminando por un parque, se puso a reflexionar, y decidió que, puesto que se sentía como una nueva persona, empezaría su vida de nuevo, disfrutándola a cada momento. Animado, pasó frente a una sastrería.
– Eso es lo que necesito. -se dijo a si mismo-,
Para empezar, un traje nuevo. Así que entró en la tienda y le dijo al vendedor que necesitaba un traje nuevo. El vendedor lo observó por un momento y dijo:
– Muy bien, talla 44.
– ¡Exacto! ¿Cómo lo supo?
– Es mi trabajo -repuso el vendedor-. Juancho se probó el traje, y le quedó perfectamente.
Mientras se observaba en el espejo, el vendedor le dijo:
– ¿Qué le parecería una camisa nueva?
Juancho lo pensó por un momento, y respondió:
– Claro, ¿porqué no?.
– Veamos, necesita una 34 de mangas y 16 de cuello.
– ¡Exacto! ¿Cómo lo supo?
– Es mi trabajo -repitió el vendedor-. Juancho se probó la camisa, que le quedó muy bien.
Mientras se veía en el espejo, el vendedor le dijo:
– Le convendría tener también zapatos nuevos. Juancho estaba cada vez más animado. – Por supuesto -Dijo-.
El vendedor echó un vistazo a los pies de Juancho. -deben ser de talla 9 ½ -, Juancho estaba asombrado-.
-¡Exacto! ¿Cómo lo supo?.
– Es mi trabajo -respondió el vendedor-.
Mientras Juancho admiraba sus zapatos nuevos, el vendedor le preguntó: ¿Desearía también ropa interior nueva?
Juancho lo pensó por un segundo, pensó en la operación que acababa de sufrir, y dijo: – De acuerdo.
– Muy bien, debe ser calzoncillo de talla 36.
Juancho se rió: – No, amigo, ahí se equivoca. He usado talla 34 desde los dieciocho años…
El vendedor negó con la cabeza:
– No es posible que use 34. El calzoncillo sería demasiado apretado. Le presionaría los testículos contra la base de la columna vertebral,
… y le produciría un terrible dolor de cabeza…!!!

Anuncios
Algunos chistes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s