El Infierno Mexicano


Un Mexicano muere y va al infierno.

Allí descubre que hay un infierno para cada país.

Siendo mexicano malinchista se dirige a la sección de primer mundo:

Va primero al infierno alemán y pregunta:

-¿Qué te hacen acá?

-Aquí primero te ponen en la silla eléctrica por una hora, luego te acuestan en una cama llena de clavos por otra hora, y el resto del día viene el diablo alemán y te da de latigazos.

A nuestro compatriota no le gusto nada, así que decide excursionar un poco más por los otros infiernos.

Descubre que tanto el Estadounidense como el infierno Ruso, el Francés, el Ingles y el Chino hacen exactamente  lo mismo.

Aterrorizado y decepcionado logra observar a lo lejos, en la sección tercermundista de infiernos una fila enorme, la gente realmente se ve muy animada a entrar a un infierno en particular… Era el ‘Infierno Mexicano’

Intrigado se apresura a llegar al final de la cola y pregunta al último de la fila:

-¿Qué es lo que te hacen acá?

-Aquí te ponen en una silla eléctrica por una hora, luego en una cama llena  de clavos por otra hora, y el resto del día viene el diablo Mexicano y te da de latigazos.

-¡Pero es exactamente igual a los otros infiernos!

¿Por qué aquí hay tanta gente queriendo entrar?

-Porque nunca hay luz, la silla eléctrica no sirve, los clavos de la cama se los robaron y el diablo viene, firma y se va.

El Infierno Mexicano

Un comentario en “El Infierno Mexicano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s